Mediadora Concursal

Para ser Mediadora Concursal se precisa cumplir con los requisitos para ejercer de Mediador (titulado universitario o de formación profesional superior con formación acreditada de mediador). Si pretende ser nombrado después en el concurso que le sigue, en su caso, el denominado “Concurso Consecutivo”, deberá reunir las condiciones para ser Administrador Concursal (Economista, Titulado Mercantil, Auditor o Abogado con cinco años de experiencia, o bien una sociedad profesional que incluya profesionales de ambos ámbitos, el económico y el jurídico).

El procedimiento de la llamada LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD se articula sobre la labor profesional de los Abogados, Notarios, Registradores Mercantiles y Cámaras de Comercio y, fundamentalmente de los MEDIADORES Y ADMINISTRADORES CONCURSALES. Hoy hablaremos del MEDIADOR CONCURSAL.

La persona en situación de insolvencia, convenientemente asesorado por un Abogado, tiene que acudir al NOTARIO (si es persona física no empresario) y, al REGISTRADOR MERCANTIL o CÁMARA OFICIAL DE COMERCIO, INDUSTRIA, SERVICIOS Y NAVEGACIÓN (si es persona física empresario o persona jurídica), para la designación de un MEDIADOR CONCURSAL para intentar el Acuerdo Extrajudicial de Pagos Extrajudicial de pagos.

Abogados, Notarios, Registradores Mercantiles y Cámaras de Comercio realizan el control del cumplimiento por el solicitante de los requisitos exigidos por el Art. 231 de la Ley Concursal, así como la existencia de defectos en la solicitud o documentación adjunta y la suficiencia de la información aportada por el deudor. En el expediente completo del Acuerdo Extrajudicial de pagos, deberán figurar todos los datos que refiere la Orden JUS/2831/2015, de 17 de diciembre, por la que se aprueba el formulario para la solicitud del procedimiento (BOE nº 311, de 29 de diciembre) y los señalados en el art. 232 de la Ley Concursal, es decir, el formulario normalizado, un inventario con el efectivo y los activos líquidos de que dispone, los bienes y derechos de que sea titular y los ingresos regulares previstos y se acompañará también de una lista de acreedores, especificando su identidad, domicilio y dirección electrónica, con expresión de la cuantía y vencimiento de los respectivos créditos, en la que se incluirán una relación de los contratos vigentes y una relación de gastos mensuales previstos.

Como ya hemos dicho, son los Notarios, Registradores Mercantiles o en su caso las Cámaras de Comercio, Industria, Servicios y Navegación los que designan al MEDIADOR CONCURSAL. Para ello el sistema legal vigente establece que hay que acudir al listado del Registro de Mediadores Concursales del Ministerio de Justicia, tal y como establece la Ley Concursal y la Instrucción de 5 de febrero de 2018, de la Dirección General de los Registros y del Notariado. Se accede al Portal del BOE mediante certificado reconocido de firma electrónica, requiriendo el suministro de los datos del Mediador Concursal que de forma secuencial corresponda, de entre los que tengan el domicilio en la provincia designada por el solicitante. Si no hubiera en la provincia, se acudirá subsidiariamente a provincias limítrofes, a toda la Comunidad Autónoma y a todo El Estado.

Al aceptar el cargo de Mediador Concursal, en el plazo máximo de cinco días deberá facilitar una dirección de correo electrónico que cumpla las condiciones de seguridad respecto la constancia de la transmisión y recepción de sus fechas y del contenido íntegro de las comunicaciones, de manera que pueda recibir comunicaciones y notificaciones y comunicarse con los acreedores. Y, dentro de los diez días siguientes a la aceptación del cargo, deberá:

  1. Comprobar la documentación aportada por el deudor y requerir la documentación complementaria que precise para completarla, subsanarla o corregirla.
  2. Verificar los créditos.
  3. Convocar al deudor y a sus acreedores a una reunión a celebrar dentro de los 30 días siguientes a su convocatoria, si el deudor es persona natural no empresaria, o dentro de los dos meses siguientes a su aceptación en caso contrario.

3.1 Con una antelación mínima de quince días naturales a la fecha de la reunión, si el deudor es persona natural no empresaria, o de veinte días naturales, en caso contrario, les remitirá la propuesta de acuerdo, con el consentimiento del deudor.

3.2 Si la propuesta es aceptada, el Mediador Concursal deberá elevarla a escritura pública y, si el deudor es empresario o entidad inscribible, presentará ante el Registro Mercantil copia de la escritura para cerrar el expediente.

3.3 Si no se acepta la propuesta y el deudor sigue siendo insolvente, solicitará inmediatamente El Concurso ante el Juzgado Mercantil, si éste es persona natural empresaria o persona jurídica o bien ante el Juzgado de Primera Instancia, si es persona natural no empresaria. Ello también habrá debido realizarlo si a los diez días siguientes al envío de la propuesta a los acreedores, la mayoría del pasivo no ha querido seguir con la negociación. 

3.4 Asimismo, tiene también la obligación de ir verificando el cumplimiento del Acuerdo, dado que en caso de incumplimiento debe solicitar también el concurso. 

3.4.1 Si El Acuerdo es íntegramente cumplido, debe hacerlo constar en Acta Notarial e instar su publicación en el Registro Público Concursal.

3.4.2 Si El Mediador designado no aceptase el encargo, volverá el Registrador Mercantil o Notario a realizar una nueva petición expresando esta circunstancia, es decir, comunicando la no aceptación del encargo, pues la Instrucción dice expresamente que será el Registrador o Notario el que lo comunique al Portal del BOE. El mediador designado que no aceptase el cargo se situará al final de la secuencia.

Ana Rossell Garau

Abogada Mediadora Concursal del Estado

WhatsApp chat