¿Cuánto tarda el concurso de acreedores?

Cuanto tarda un concurso de acreedores

Tal y como hemos comentado en otros artículos de nuestro blog, cuando existe una situación de insolvencia, ya sea actual o inminente, el empresario tiene la obligación de solicitar el concurso de acreedores.

No obstante, no solo los empresarios pueden acogerse al concurso de acreedores, sino que también puede ser de aplicación a las persona físicas a través de la ley de la segunda oportunidad.

Dicho esto, el primer paso es presentar la solicitud de concurso ante los juzgados mercantiles correspondientes para iniciar el procedimiento concursal.

Es conveniente tener presente que transcurre cierto período de tiempo desde que el juez expide el auto de declaración del concurso hasta la venta de activos propiamente dicha.

¿De qué factores depende que un concurso de acreedores dure más o menos tiempo?

El concurso de acreedores pasa por varias etapas que se pueden dividir en dos fases: 

Fase común

Comprende, a grandes rasgos, la declaración de concurso, la lista de acreedores, la clasificación de créditos concursales ,el inventario de bienes de la empresa concursada y la fase de convenio.

La fase común puede terminar de dos formas; 

– Mediante un convenio (art. 351 y siguientes de la Ley Concursal): se trata de un pacto de naturaleza contractual entre los acreedores y el deudor en el que se establece un plan de pagos, o si es conveniente, un plan de viabilidad. 

– Con la apertura de la fase de liquidación (art. 406 y siguientes de la Ley Concursal). 

Fase de liquidación

En caso de que no fuera posible llegar a un acuerdo para pactar un convenio, se abriría la fase de liquidación. Su objetivo es hacer “líquidos” los bienes y activos del deudor para saldar, en la medida de lo posible, los créditos pendientes.

Las operaciones de liquidación se realizarán acorde un plan de liquidación que llevará a cabo la administración concursal.

Fase de calificación:

La finalidad de la fase de calificación es comprobar si existen comportamientos negligentes en cuanto a la situación de insolvencia por parte del deudor o de los administradores. 

Teniendo claras las diferentes opciones de terminar un concurso, la duración será mayor o menor en función del ciertas variables. 

Hay distintos tipos de concurso de acreedores y optar por uno u otro influye en su duración: 

Concurso de acreedores express

El concurso express se da en los casos en los que no hay patrimonio del deudor a liquidar. Así, se declara y concluye el concurso al mismo tiempo. No hace falta pasar por todas las fases el concurso, de manera que el proceso puede durar un mínimo de unos 3 meses desde que solicitas el concurso hasta su finalización.

Concurso de acreedores abreviado

Es el propio juez quien estima que, atendiendo al número de deudores o bienes a liquidar, es viable aplicarlo. En el concurso de acreedores abreviado los plazos se reducen significativamente pudiendo llegar a la mitad que un procedimiento ordinario.

Concurso de acreedores ordinario

Es el que, en principio, se alarga más en el tiempo. Acostumbra a durar como mínimo un año aproximadamente desde que se presenta el concurso hasta la fase de calificación.

Por último, en función de quién presenta la solicitud de concurso se puede alargar más o menos en el tiempo. De manera que el concurso voluntario, que es el que insta el propio deudor, tiene una duración menor en tiempo que no el concurso necesario, que promueven principalmente los acreedores o los socios de la empresa.

¿Qué son los incidentes concursales?

Los incidentes concursales hacen referencia a cualquier acción que debe ser 

tramitada por el juez del concurso. Dichas acciones pueden supender ciertas actuaciones y realentizar el proceso. 

Por medio del incidente concursal se tramitan la acción de reintegración que se ejercitan para rescindir las acciones perjudiciales para la “masa activa” (los bienes y derechos del deudor) que el deudor hubiera realizado en los 2 años anteriores a la fecha de declración del concurso.  

A tener en consideración: 

  • El concurso de acreedores puede demorarse si el patrimonio del deudor tiene que enajenarse conforme a un plan de liquidación y este contiene bienes poco comerciales. En el último caso, la duración del concurso dependerá de la venta de los mismos.
  • No hay un plazo máximo para que finalice un concurso de acreedores. Igualmente, algunos concursos duran meses y otros pueden durar hasta algunos años. 
  • En todos los casos, cabe tener en cuenta que los plazos pueden alargarse en caso de que se deban hacer subsanaciones o existan múltiples incidentes concursales. 

Actualmente todos estos períodos son orientativos, puesto que la carga de trabajo de los juzgados mercantiles ha sufrido un incremento notable tras la crisis sanitaria y económica actual. 

Si necesita cualquier aclaración referente al procedimiento concursal, recuerde que, desde Atalanta y Abogadas mediadoras concursales del Estado, como abogados especialistas en Derecho mercantil y concursal, podemos asesorarle en cualquier cuestión relativa a los concursos de acreedores.

Últimas noticias

LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD
Qué documentación necesitas

Busca en tu ciudad:

WhatsApp chat
Call Now Button